La cooperativa

¿Qué es una cooperativa?

Podría considerarse como una de las vías menos costosas para adquirir una vivienda, ya que es el comprador de la vivienda quien, convertido en socio cooperativista, se ahorra gran parte del beneficio empresarial que le correspondería al promotor en caso de no tratarse de una cooperativa.

La principal función de las cooperativas de viviendas es la de proporcionar a sus socios-promotores viviendas y/o locales, edificaciones y obras complementarias.

Las obras de construcción de las viviendas y/o locales comerciales, se adjudicarán de conformidad con lo establecido en la normativa de los propios estatutos de la cooperativa, su reglamento interno y las asambleas generales celebradas.

La cooperativa designa una entidad gestora para el cumplimiento de sus fines. Dicha entidad es responsable ante la propia cooperativa de cualquier perjuicio que causen sus actuaciones a los intereses de la misma e igualmente, y de forma individualizada, frente a los socios y terceros.

Tipos de aportaciones: Las cuantías de las distintas aportaciones a la cooperativa se realizan según la vivienda adquirida y suponen un 20%+IVA del coste de la misma.

Estas aportaciones se realizan mediante una entrega inicial y el resto del importe se fracciona en plazos periódicos que deberán ser satisfechos durante la ejecución de las obras.

Una cooperativa es una asociación de personas físicas o jurídicas con unos intereses o necesidades socio-económicos comunes, que desarrollan una actividad empresarial, distribuyéndose los resultados que produzca entre sus socios.